In memoriam Pedro Morales Cuenca.


En la localidad conquense de Torrejoncillo del Rey, fue descubierta en el año 1955, por D. Pedro Morales, una cavidad revelada en sueños, como un lugar donde encontraría un singular tesoro escondido en un palacio de cristal.

Tres meses de intensos trabajos dieron como resultado el hallazgo de una cavidad subterránea que resultó ser una mina romana de lapis specularis, de la que no quedaba ni el recuerdo.

En la actualidad, gracias a la intervención de la asociación arqueológica: Cien mil pasos alrededor de Segóbriga y la diputación provincial de Cuenca, se ha convertido en lugar de obligada visita tanto por su interés histórico como cultural.

Si deseas saber más sobre esta historia, accede mediante este link

https://moraencantada.blogspot.com/2011/04/historia-de-un-sueno.html


lunes, 20 de septiembre de 2021

NOHEDA, UNA VILLA DE LUJO

 

En busca de saber cómo vivían en la villa romana de Noheda entre los siglos IV y VI



Un proyecto de la UCLM en este yacimiento, además de las excavaciones, arqueológicas, pretende recomponer el ecosistema de esos 300 años




El yacimiento de la Villa Romana de Noheda es mucho más que sus magníficos mosaicos. Y así lo entiende la Universidad de Castilla-La Mancha, que este año, con la financiación del Gobierno regional, está desarrollando un proyecto de investigación que va más allá de las excavaciones y que pretende recomponer el ecosistema de la villa monumental, estudiando en profundidad no solo sus restos arqueológicos, sino también la vegetación y la fauna.

Todo ello para conocer cómo era la vida de los habitantes de la villa romana, cuál era su dieta, etcétera; en definitiva, el modus vivendi no solo del dominum de Noheda, sino ante todo de las entre 150 y 200 personas que residían y trabajaban allí entre los siglos IV y VI. Algo que “no se suele hacer en los yacimientos de otras villas romanas, porque se excavaron en los años 50 y en aquel momento buscaban únicamente los mosaicos”, tal y como explica el director científico de las excavaciones, el arqueólogo Miguel Ángel Valero.

Con esta metodología del siglo XXI, tras las labores de excavación, llega el momento del análisis en profundidad de los restos encontrados, pero no solo de los mármoles o las teselas, sino también de las piedras, morteros, restos de fauna e, incluso, del polén de las distintas épocas objeto de estudio. Para ello la UCLM cuenta en este proyecto de investigación con la colaboración de organismos como el Consejo Superior de Estudios Científicos (CSIC), que se encarga de analizar los morteros, piedras y polen; la Universidad de Valencia, que se centra en la fauna; y el Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC), que hace lo propio con las teselas de los mosaicos, al igual que la Universidad de Alicante, con los mármoles. 





Como consecuencia, se puede decir que en Noheda hubo un primer asentamiento íbero en el siglo IV a.C.; posteriormente, en el siglo I se erigió una villa de negocio, con la explotación de cereales y olivo, que desaparecería en favor de la construcción en el mismo lugar, e incluso utilizando sus propias piedras, de la actual villa monumental, de ocio y negocio, en el siglo IV, agregando a la actividad económica el cultivo de la uva (probablemente bobal) y una explotación ganadera de entidad. Ocupación que se prolongaría dos siglos más, pero, eso sí, dejando a un lado la opulencia y apogeo inicial de la villa por una etapa de declive y subsistencia, que obligó a sus moradores a tener una resiliencia supina. De hecho, según detalla Valero, en esa época, cuando el dominum ya había abandonado la villa, los habitantes se dedicaron a adecuar cada estancia para otros usos, como por ejemplo, el gran comedor (triclinium), donde se encuentra el impresionante mosaico de la villa, como zona de extracción de mármoles para su venta, o las termas (balneum) como espacio de producción, ubicando en ellas desde silos para el grano hasta una herrería.

Del estudio de la basura, se ha podido saber que en el siglo IV los moradores de Noheda comían animales jóvenes asados, en especial jabalí y ciervo, mucho pescado y ostras de río. Dieta que nada tenía que ver con la predominante en los siglos V y VI, con el declive de la villa, cuando se comían animales viejos, no asados sino guisados.

Y con el análisis de los materiales encontrados (más de una treintena de mármoles procedentes de todo el Arco Mediterráneo, teselas, piedras y morteros) se pretende conocer el coste de la villa monumental y hasta la duración de su construcción.

 

EXCAVACIONES

Como es lógico todas estas investigaciones no se han podido acometer sin unas excavaciones arqueológicas previas. Trabajos que este año daban comienzo, en un primer momento, a mediados del mes de junio con alumnos del taller de empleo del proyecto de Recualificación y Reciclaje Profesional (RECUAL), si bien no sería hasta el pasado 30 de agosto cuando comenzarían de lleno, no solo con las ocho personas del RECUAL, sino también con alumnos de la Facultad de Humanidades del Campus de Cuenca y de la Universidad de Mayores ‘José Saramago’, que se prolongarán hasta mediados de este mes.


Yoan Rostislavov y Manuel Aparicio son dos de los participantes en las excavaciones de este año. El primero, estudiante de segundo curso del grado de Humanidad: Historia Cultural, y el segundo, alumno de la Universidad de Mayores ‘José Saramago’. Ambos se muestran encantados con la oportunidad de poder trabajar en un yacimiento de las características de Noheda, a pesar de lo cansado del trabajo. Y es que no dudan en asegurar que “la experiencia merece la pena”.

Las excavaciones de este año han permitido localizar un edificio de más de 800 metros cuadrados, con muros de hasta 1,2 metros de anchura y una altura conservada de 2 metros, que, en la actualidad se encuentran bajo tierra. A tenor de la anchura de sus muros, Valero apunta que este edificio podría tener una altura conservada de unos 6 metros. “Queda mucho por hacer”, tal y como recalca, pero son muchas las expectativas puestas en este edificio del siglo IV, entre otros motivos, por todo lo que puede llegar a ofrecer una vez se excaven los dos metros de profundidad de su interior.

En todo caso, se trata de un edificio de dimensiones extraordinarias, de cuyas características no hay nada igual en otros yacimientos similares, según recalca el director científico de las excavaciones, por lo que manifiesta que aún es pronto para saber cuál era su funcionalidad.

 Si bien barajan dos hipótesis, por un lado, que se trate de un elemento de la parte urbana de la villa, por lo que podría tratarse de un salón de recepciones, o, por otro, que forme parte del complejo productivo y en ese caso cabría la posibilidad de tratarse de un edificio de almacenaje o una almazara (torcularium). Pero, tal y como remarca, “no dejan de ser dos teorías que, por el momento, no podemos corroborar”.



Fuente: https://www.lasnoticiasdecuenca.es/



encuentran un nuevo edificio en la opulenta villa romana de noheda

En este yacimiento de la provincia de Cuenca se ha empezado a excavar una extensa estructura durante la campaña anual realizada bajo la dirección del arqueólogo Miguel Ángel Valero Tévar.


El rector de la Universidad de Castilla la Mancha visita las excavaciones en compañía de Miguel Ángel Valero (en la zanja).




La campaña llevada a cabo durante el pasado mes de agosto en el sitio arqueológico de Noheda, en Villar de Domingo García (Cuenca), ha sacado a la luz una nueva estructura hallada junto al ya excavado triclinio. Presenta una planta cruciforme y cubre una superficie de 800 m2, con muros de metro y medio de grosor por dos de alto levantados con hiladas de bloques de piedra.

A la espera de empezar a excavar este ámbito en profundidad, Valero no aventura cuál podría ser su uso, aunque se ha sorprendido ante el excepcional estado de conservación de las paredes, algo sin precedentes en el yacimiento.

55 AÑOS DESPUÉS

Aunque el yacimiento ya se conocía desde el 1966 no fue hasta los ochenta que apareció en el radar de los arqueólogos, cuando el propietario dio con parte de un mosaico romano en el curso de unos trabajos agrícolas. Todo apuntaba a que se encontraban delante de una lujosa villa, pero los trabajos de recuperación no empezaron hasta el 2005, cuando salió a la luz un espectacular hallazgo que asombró a todos.


Tras el descubrimiento del pavimento los arqueólogos procedieron a su restauración, eliminando rápidamente las concreciones de cal y volviendo a pegar las teselas que se habían soltado.



Los mosaicos más espectaculares se han encontrado dentro del comedor de la villa. En sentido horario desde arriba: actuación de un grupo de mimos, procesión báquica (derecha), juicio de Paris y rapto de Helena (izquierda), otro grupo de actores y finalmente Pélope e Hipodamía. 



Los arqueólogos desenterraron un hermoso mosaico que cubría la superficie de una gran sala de 290 m2 interpretada como un triclinio o comedor. El pavimento se dividía en seis registros en los que se representaba el mito de Paris, el de Pélope e Hipodamía, dos grupos de actores y músicos, deportistas, un cortejo dionisíaco y un conjunto de animales y pescadores rodeando un estanque central.

Tras fechar los restos, se determinó que la villa había sido construida en el siglo IV de nuestra era, época en la que los potentados abandonaban las ciudades para establecerse con todo lujo en el campo durante la decadencia del Imperio Romano.


En esta teatral escena un grupo de músicos acompaña la interpretación de los actores (a la derecha).



Junto a las áreas residenciales se encontraron numerosas zonas relacionadas con la explotación agrícola como estos silos de grano.


Precursoras de los castillos feudales estas mansiones se convirtieron en lujosas residencias rodeadas de viviendas para los trabajadores y zonas de procesamiento y almacenamiento de productos agrícolas. Al mismo tiempo las villas se establecían siempre cerca del agua y entre campos de cultivo, para que fueran autosuficientes en unos tiempos convulsos marcados por la crisis y las invasiones bárbaras.

UN YACIMIENTO DE REFERENCIA

Tras el descubrimiento del impresionante mosaico, la villa se convirtió en el yacimiento romano más famoso de Cuenca, atrayendo la atención tanto de instituciones académicas como de la administración.

Así pues se acordó que la Consejería de Cultura correría con los gastos a cambio de que los estudiantes de arqueología de la Universidad de Castilla la Mancha pudieran hacer prácticas en el lugar. Las campañas arqueológicas se han sucedido año tras año, desenterrando gran parte de la villa y empezando a explorar los edificios del poblado que la rodeaba.


Además la campaña de este año cuenta con un nuevo cuadro de especialistas que están analizando los restos vegetales recuperados para conocer que tipo de plantas y cultivos había en la zona, y así poder comprender mejor las tareas realizadas por los habitantes de la villa.


Estudiantes manchegos trabajando en el muro durante la campaña de verano.



Fuente:  
https://historia.nationalgeographic.com.es/

viernes, 17 de septiembre de 2021

UN MOSAICO EN LAS TERMAS DE VALERIA

Las excavaciones del mosaico confirman la monumentalidad de las termas de Valeria





La finalización de las excavaciones del mosaico pavimental de las Termas Valeria confirma que se trata de un edificio monumental único en el panorama arqueológico de la Hispania Romana, tanto por sus dimensiones como por la riqueza de sus materiales y motivos ornamentales, que además presentan un grado de conservación que “como único paralelo tendría las ciudades de Pompeya y Herculano”. Una circunstancia que ha permitido avanzar en el estudio científico y verificar las hipótesis que se barajaba en la recreación virtual que se ha desarrollado en la investigación para recomponer la distribución de estancias, usos y ornamentación de este establecimiento termal del Alto Imperio que comienza la cuenta atrás para su musealización.

Así lo ponen de manifiesto los directores de las excavaciones que, con el apoyo de la Junta de Comunidades y la Diputación de Cuenca, promueve la EATIM de Valeria. La campaña de este año, que se prolongara hasta diciembre, tiene como objetivo seguir avanzando en las excavaciones de la Palestra e iniciar la descarga de la zona caliente descubierta en la pasada campaña. Si bien, según destaca el arqueólogo y director científico de las excavaciones de las termas, Santiago David Domínguez Solera, los esfuerzos se han centrado en finalizar las excavaciones del mosaico de mármol policromado hallado en la estancia del Apodyterium, o vestuario de las termas, para poder iniciar los trabajos de protección de las estructuras originales con la instalación de una carpa que, además, permitirá que se pueda visitar el yacimiento mientras se sigue avanzando en la descarga de este edificio de cronología imperial  que se presupone como el más grande de la provincia. “Sabemos que las termas son muy extensas. Hemos excavado varias estancias, sobre todo la palestra, pero aun no conocemos la planta que tiene”, señala Domínguez.

 

APERTURA, ENTRE NOVIEMBRE Y DICIEMBRE

La previsión, según confirma el alcalde de la EATIM, Juan Pedro Martínez, es que los trabajos para la cubrición del mosaico –que financia la Diputación Provincial con una inversión de 170.000 euros– comiencen este mes de septiembre,  de tal forma que entre noviembre y diciembre se puedan abrir al público mientras se sigue trabajando en la recuperación y restitución del mosaico y las piezas marmóreas a su estructura original. Una actuación que a su juicio aportará un plus al gran atractivo turístico que tiene la ciudad romana de Valeria, al tiempo que  ayudará a conocer mejor el funcionamiento y el papel social de estas instalaciones que “del siglo I al IV d.C. estuvieron en uso como termas”, según se ha podido datar en el proyecto que se lleva a cabo desde que en 2017 se descubriera el mosaico pavimental. 

El proyecto de investigación que se desarrolla en esta nueva campaña de excavación que junto a Santiago David Domínguez dirige el arqueólogo conquense y experto en mármoles, Javier Atienza, y la experta en mosaicos, Greta Bruno, deja importantes resultados que ayudarán a recomponer la estructura del edificio.

 

MOSAICOS

En lo que respecta al mosaico de mármol policromado con motivos geométricos y figurativos  que ocupa una superficie de 50 metros cuadrados del pavimento del Apodyterium, Greta Bruno destaca que se han encontrado cinco tonalidades diferentes y 11 motivos decorativos con marco de espirales vegetales acantiformes. Por sus caraterísticas y los motivos que lo componen esta experta destaca que se puede datar al final del siglo I d.C. “aunque estamos a la espera de que la muestra de Carbono 14 que hemos enviado  pueda decirnos exactamente su fecha”.

Lo que sí se puede asegurar ya es que se trata de una decoración pavimental “única” en el panorama arqueológico de Valeria, al menos. dice que hasta el momento no se ha encontrado un mosaico de estas características y fechado en el periodo Alto Imperial. Pero, además, Greta Brumo afirma que, en general, “hay poquísimos ejemplos con una datación tan alta.




La campaña de excavaciones de este año han permitido además aportar nuevos datos  sobre el revestimiento de mosaico parietal hallado en 2019 tras el derrumbe  de uno de los estratos de los ambientes fríos de las termas.  Por su fragilidad en la conservación son muy difíciles de encontrar, sin embargo, en las termas de Valeria la conservación es tan buena como la del mosaico pavimental, lo que ha permitido realizar un exhaustivo estudio que  aporta nuevas claves para conocer este tipo de ornamentación que, en este caso se realizó con teselas de piedra caliza, mármol y pasta de vidrio.

Greta Bruno señala que por sus características técnicas y por el estado fragmentario que presenta es difícil poder reconocer todos los motivos decorativos que podía haber en este mosaico que se ha encontrado en todas las estancias interiores del edificio.

Si bien, se han podido identificar algunas figuras, como por ejemplo un yelmo con cresta que interpretan como un casco Ático-Tracio,  lo que les lleva a pensar que las armas podrían formar parte de la decoración, pero también apunta que junto a este yelmo se han encontrado fragmentos en los que se pueden ver motivos vegetales.

 Con todo, la riqueza ornamental que representa este mosaico parietal se refleja en el multicromatismo y motivos que se han identificado. En total “hemos encontrado 22 cromatismos y catalogado 21 motivos decorativos diferentes”.

 Según apunta, se trata de un hallazgo muy interesante por cuanto, reitera, que hay pocos ejemplos en toda la península ibérica. “Aunque se han encontrado fragmentos que algunos arqueólogos relatan que pueden ser decoraciones parietales , hasta que no se tocan o se estudian no se puede decir que lo sean”.





Además, señala que junto a estas teselas se han encontrado conchas marina de la especie Cardium edule, que es una de las características de la decoración parietal. Y así, por ejemplo, dice que  “se puede ver en las  fuentes que se conservan en Ponpeya y  Herculano”.

Toda esta información junto con la aportada por las miles de piezas marmóreas que se han encontrado en las Termas romanas  corroboran la enorme riqueza de este edificio y permiten una reconstrucción muy fiel a lo que fueron en su día, además de aportar importantes claves a la  investigación científica.

 Por ejemplo, Javier Atienza destaca que el  hallazgo de la gran cantidad  y variedad de mármoles que han aparecido en las excavaciones habla también de las redes comerciales que operaban en ciudades del interior en tiempos muy primerizos. “En el siglo I ya había unas redes comerciales que eran capaces de transportar mármol desde Asia Menor al centro peninsular y a una ciudad de escasa relevancia, como es Valeria en el ámbito del Imperio, pero llevar los mismos tipos que llegaban a Roma, y eso nos habla de que las redes comerciales no eran tan básicas y arcaicas como se pensaba sino que estaban muy desarrolladas. El comercio de materiales era una constante y eso tenía que ver también con las vías de comunicación, con las calzadas, con las comunicaciones marítimas. Al tirar del hilo te das cuenta de que el panorama que se dibuja es muy diferente al que se podía tener. Estaba todo muy bien organizado en esas épocas iniciales”.

Según cuenta, la nueva campaña de excavaciones que se desarrolla a través de un taller de empleo ha dejado al descubierto  2.000 piezas marmóreas de estudio más. “Estamos ya en unos 9.000 fragmentos”. Además han aparecido nuevas tipologías que suman ya 22 variedades diferentes de mármol que abarcan todo el Arco Mediterráneo, incluido Asia Menor y el Norte de África, mármoles itálicos, lusitanos, y también locales… En definitiva, una amplia representación que también nos habla de la riqueza que tenían las Termas y que demuestra, por un lado,  que se trata de una promoción pública enmarcada en la fase de monumentalización urbana de la ciudad romana de Valeria y  por otro que “tiene un patrocinio directo o muy cercano a la casa imperial para utilizar el mármol de sus canteras. Un privilegio que junto a personajes muy influyentes solo lo tenían las entidades públicas”.

 Todo este discurso, además de su valor en la divulgación científica, se traduce en una enorme riqueza patrimonial al poder ofrecerlo como “experiencia única” a la ciudadanía  que es lo que ocurrirá una vez que  concluya la musealización  y el yacimiento pueda ser visitable. “Un elemento más para seguir trabajando por el desarrollo del municipio, donde la cultura y el turismo es nuestra única alternativa”, añade el alcalde valeriense. 





Fuente:  https://www.lasnoticiasdecuenca.es/




















jueves, 16 de septiembre de 2021

ROMA PROTAGONISTA DE LAS JORNADAS

 La época romana, protagonista de las Jornadas de Novela Histórica de Zaragoza

Participarán autores como Santiago Posteguillo, Luis Alberto de Cuenca, Nieves Concostrina y José Calvo Poyato



La época romana protagonizará la segunda edición de las Jornadas de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza,
 del 22 al 25 de septiembre, dirigidas por el escritor José Luis Corral y con la coordinación del profesor Pedro Baranda.

El ciclo, organizado por el Ayuntamiento de Zaragoza en colaboración con la Fundación Caja Rural de Aragón, se desarrollará en torno a la temática 'Roma, de la República al Imperio' y la programación contará con conferencias, debates, mesas redondas y un recital de poesía de la época.

Durante la primera jornada tendrá lugar la conferencia inaugural 'Un día en la vida de dos mujeres romanas (la esclava y la patricia)', que será impartida por Romana Erice y Carmen Aguarod, además de un debate moderado por el director de las jornadas y el director gerente de Zaragoza Cultural, David Lozano, explicó este miércoles Corral durante la presentación.

La programación continuará el día 23 con la presentación de 'Hipatia de Alejandría' por José Luis Poyato y 'Zenobia de Palmira' por el propio Corral, junto con un debate moderado por María Zabay.

El viernes 24 se desarrollará la jornada denominada 'Emperadores de Hispania', que comenzará a las 12.00 en Teatro Romano de Zaragoza con la conferencia 'Trajano y la Historia de Roma en mis novelas', impartida por el escritor Santiago Posteguillo, mientras que por la tarde Margarita Torres presentará la novela 'Teodosio: la profecía de Jerusalén'.

El mismo día tendrá lugar la mesa redonda 'Anécdotas y curiosidades en la vida cotidiana de la antigua Roma', que estará moderada por Pedro Baranda y contará con la participación de Margarita Torres, el editor literario Luis Alberto de Cuenca y la periodista y escritora Nieves Concostrina.

Las II Jornadas finalizarán el día 25 en el Teatro Romano con la jornada 'Escritores de Roma', que comenzará con un acto en el que se hará una relación de las novelas históricas publicadas en el último año en la que participarán escritores como Eloy Morera, Santiago Morata, Magdalena Lasala o Domingo Buesa.

La programación se completará con la charla 'La antigua Roma en la novela histórica: los idus de marzo, de Thornton Wilder', y un recital de poemas satíricos de Marcial.

La iniciativa, que se organizó por primera vez en 2020, busca fomentar la cultura, la lectura y dar a conocer la historia para comprender mejor el presente, aseguró el director de la Fundación Caja Rural de Aragón, José Antonio Artigas.

Las actividades realizadas en la sede de Caja Rural de Aragón tendrán un aforo de 200 personas, mientras que las del Teatro Romano de Zaragoza podrán disfrutarse por 80 y la entrada es gratuita con reserva previa desde la página web de la Fundación Caja Rural.

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, destacó la buena acogida que tuvieron las jornadas el año anterior entre el público e indicó que permiten apoyar la literatura y dar a conocer la historia de la ciudad.

Fernández recordó también que hace unos meses se inauguró una visita virtual a la muralla romana y que existe un proyecto para renovarla y rehabilitarla con ayuda de fondos europeos.

Fuente: https://www.heraldo.es/

domingo, 12 de septiembre de 2021

FESTIVAL SEGOBRIGA VITRIX



El festival "Segóbriga Vitrix" arranca el próximo 4 de septiembre

Estará disponible en la ciudad romana de Segóbriga durante todo el mes de septiembre y acogerá conciertos de diversos estilos musicales y también representaciones teatrales, protagonizadas por artistas castellano-manchegos, el 95% de ellos, procedentes de Cuenca


La Diputación Provincial de Cuenca pone en marcha el festival ‘Segóbriga Victrix’ que se celebrará durante todos los viernes, sábados y domingos del mes de septiembre, en el teatro y el anfiteatro del parque arqueológico de Segóbriga, y que tiene como objetivo principal la revitalización a través de la cultura, aunando el valor del patrimonio arqueológico y el patrimonio intangible que suman las actuaciones de los artistas.

‘Segóbriga Victrix’, que arranca el próximo sábado 4 de septiembre, con un concierto de bandas sonoras de películas a cargo de la Unión Musical Lira de Casasimarro, está compuesto por 10 actuaciones en las que se podrá disfrutar de música clásica, tradicional y celta, además de jazz, conciertos de cuerda y piano o de la obra teatral clásica ‘Edipo Rey’. Todas las actividades serán protagonizadas por artistas castellano-manchegos mientras que el 95% proceden de la provincia de Cuenca.

El diputado de Patrimonio y Turismo, Miguel Ángel Valero, ha sido el encargado de presentar a los medios este nuevo festival en el salón de plenos del Palacio Provincial, donde ha estado acompañado por la diputada de Cultura, Fátima García, la coordinadora de Cultura del Gobierno regional en la provincia, Yolanda Rozalén y la alcaldesa de Saelices, Paloma Jiménez.

Valero ha destacado que la realización de este festival es posible gracias a la rehabilitación del graderío del teatro romano, “que hoy nos permite disfrutar de este espacio escénico tal y como se hacía hace 2.000 años”. Además añadía que, con esta puesta en valor del patrimonio, se espera “que los habitantes de la zona sean partícipes, lo protejan y vean que hay un retorno social en el mismo”.

Por su parte, la coordinadora provincial de Cultura de la Junta, Yolanda Rozalén, ha querido remarcar el compromiso del Gobierno regional con los parques arqueológicos “como centros vivos de cultura”, para lo que se está llevando a cabo un proyecto de digitalización y virtualización, con una inversión de 1,9 millones de euros.

La entrada a las actuaciones será gratuita hasta completar el aforo, marcado por las restricciones sanitarias vigentes y será obligatorio el uso de mascarilla en todo momento. Las entradas podrán reservarse en el teléfono 624-243-696 o a través del correo electrónico emiliobr83@hotmail.com.


Fuente:  https://www.lifecuenca.es/

miércoles, 8 de septiembre de 2021

800 METROS CUADRADOS EN CUENCA

 

Aparece un gran edificio romano de 

800 metros cuadrados en Cuenca




Podría ser una sala de representación o un espacio de producción de una villa


Las excavaciones realizadas en el yacimiento arqueológico de Noheda, en Villar de Domingo García (Cuenca), han permitido descubrir un gran edificio romano de más de 800 metros cuadrados en el sector residencial de una villa.

Es un edificio de morfología cruciforme del que han salido a la luz muros de casi dos metros de altura y casi un metro y medio de anchura, bien conservados, lo que le otorga «un carácter excepcional y desconocido en otros yacimientos de similares características», según el director científico de las excavaciones, Miguel Ángel Valero, para quien aún es pronto para conocer con exactitud su funcionalidad. En este sentido, considera que «por su gran tamaño podría pertenecer tanto a una sala de representación como a un espacio de producción de la villa. En cualquier caso, este nuevo descubrimiento volverá a poner a Noheda en el foco de atención del mundo académico y turístico».

Las excavaciones llevadas a cabo en la última campaña también han servido para recomponer la vegetación y fauna de la villa romana, lo que posibilitará ahondar en la dieta de los habitantes de la época y cómo era la vida entre los siglos IV y VI después de Cristo, que es la fase de ocupación de la villa.

Conocido internacionalmente por albergar el mosaico figurativo más espectacular de todo el Imperio, este yacimiento arqueológico está compuesto por restos inmuebles de una villa romana, habiéndose documentado varias habitaciones de lo que sería parte del edificio suntuario del complejo rural tardorromano. Noheda es visitable -gratis hasta el 31 de diciembre- y desde que reabriera sus puertas el pasado mes de junio tras las restricciones por la pandemia ha acogido a más de 12.000 visitantes.


Fuente:https://www.lasprovincias.es/

lunes, 6 de septiembre de 2021

BAJO LA LAVA 2

 

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ayu­da a re­cons­truir los fres­cos de Pom­pe­ya





Roma, Ita­lia.

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y la ro­bó­ti­ca ayu­da­rán por pri­me­ra vez en el área ar­queo­ló­gi­ca de Pom­pe­ya, la ciu­dad des­trui­da por la erup­ción del Ve­su­bio en el año 79, a re­cons­truir res­tos y fres­cos en gran par­te frag­men­ta­dos y di­fí­ci­les de re­com­po­ner.

Gra­cias al pro­yec­to “Re­PAIR”, acró­ni­mo de re­cons­truc­ción del pa­sa­do, des­de el 1 de sep­tiem­bre de 2021 en Pom­pe­ya, mi­les de frag­men­tos, como pe­que­ñas pie­zas de un rom­pe­ca­be­zas, se­rán re­or­ga­ni­zar­los con la ayu­da de bra­zos me­cá­ni­cos ca­pa­ces de es­ca­near los res­tos, re­co­no­cer­los a tra­vés de un sis­te­ma de di­gi­ta­li­za­ción 3D y co­lo­car­los en la po­si­ción co­rrec­ta, ex­pli­ca­ron hoy des­de el área ar­queo­ló­gi­ca.

“Mien­tras se re­co­no­cen y es­ca­nean los frag­men­tos, los bra­zos y ma­nos me­cá­ni­cos de pre­ci­sión los ma­ni­pu­lan y mue­ven con la ayu­da de sen­so­res de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción ca­pa­ces de evi­tar cual­quier daño”, ex­pli­ca­ron.

Se co­men­za­rá el ex­pe­ri­men­to con los fres­cos del te­cho de la Casa de los Pin­to­res en el Tra­ba­jo en la In­su­la de los Cas­tos Aman­tes, que fue­ron da­ña­dos du­ran­te la erup­ción del 79 d.C. y lue­go des­tro­za­dos tras el bom­bar­deo de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial.

Pro­pó­si­tos de los pro­yec­tos

Mi­les de res­tos que se en­cuen­tran en de­pó­si­tos des­de hace años for­man­do un rom­pe­ca­be­zas im­po­si­ble y que po­drán co­brar for­ma gra­cias a las nue­vas tec­no­lo­gías.

Un gru­po de ex­per­tos en pin­tu­ra mu­ral de la Uni­ver­si­dad de Lau­sa­na, li­de­ra­do por el pro­fe­sor Mi­chel E. Fu­chs, tra­ba­ja en este con­tex­to ex­tra­or­di­na­rio des­de 2018, con un pro­gra­ma de es­tu­dio y re­com­po­si­ción ma­nual ba­sa­do en el aná­li­sis de los di­fe­ren­tes as­pec­tos mor­fo­ló­gi­cos, es­ti­lís­ti­cos y frag­men­tos téc­ni­cos.

La pues­ta en mar­cha del nue­vo pro­yec­to, que se desa­rro­lla­rá de for­ma pa­ra­le­la y coor­di­na­da con el que está lle­van­do a cabo el equi­po sui­zo, per­mi­ti­rá por tan­to com­pa­rar dos mé­to­dos de tra­ba­jo y sus res­pec­ti­vos re­sul­ta­dos.

Tam­bién está pre­vis­to un se­gun­do es­tu­dio de los fres­cos de la Scho­la Ar­ma­tu­ra­rum, pro­vo­ca­dos por el de­rrum­be del edi­fi­cio en 2010.

“Dos ejem­plos icó­ni­cos de gran­des fres­cos del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral del mun­do que se en­cuen­tran en un es­ta­do frag­men­ta­rio y se al­ma­ce­nan en los al­ma­ce­nes del Par­que Ar­queo­ló­gi­co de Pom­pe­ya“, ex­pli­ca­ron.

El pro­yec­to ha re­ci­bi­do fi­nan­cia­ción del pro­gra­ma de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción Ho­ri­zon­te 2020 de la Unión Eu­ro­pea.

“Las án­fo­ras, los fres­cos, los mo­sai­cos a me­nu­do sa­len a la luz frag­men­ta­dos, solo par­cial­men­te in­tac­tos o con mu­chas par­tes que fal­tan. Cuan­do el nú­me­ro de frag­men­tos es muy gran­de, con mi­les de pie­zas, la re­cons­truc­ción ma­nual y el re­co­no­ci­mien­to de las co­ne­xio­nes en­tre los frag­men­tos es casi siem­pre im­po­si­ble o en todo caso muy la­bo­rio­sa y len­ta”, se­gún el di­rec­tor del Par­que Ar­queo­ló­gi­co de Pom­pe­ya, Ga­briel Zu­ch­trie­gel.

Zu­ch­trie­gel afir­mó que “esto sig­ni­fi­ca que va­rios ha­llaz­gos per­ma­ne­cen du­ran­te mu­cho tiem­po en de­pó­si­tos ar­queo­ló­gi­cos, sin po­der ser re­cons­trui­dos y res­tau­ra­dos, y mu­cho me­nos de­vuel­tos a la aten­ción del pú­bli­co”, por lo que el pro­yec­to Re­PAIR ten­drá como ob­je­ti­vo re­sol­ver un pro­ble­ma atá­vi­co”.

Por: EFE

domingo, 5 de septiembre de 2021

BAJO LA LAVA 1

Echar un vistazo bajo la lava sólida de Pompeya: reconstruyen frescos de la ciudad gracias a la inteligencia artificial





Un nuevo proyecto utilizará la IA para reconocer los fragmentos de los frescos de Pompeya y brazos robóticos los colocarán en su sitio.
Quién no ha visto alguna vez las imágenes de la ciudad italiana de Pompeya, cubierta por la lava solidificada del volcán Vesubio, y se ha imaginado cómo serían sus calles, sus casas y sus plazas. Ahora, gracias a la inteligencia artificial y a la robótica, podremos por fin saberlo de verdad.
Las nuevas tecnologías ayudarán por primera vez en el área arqueológica de Pompeya, destruida en el año 79, a reconstruir restos y frescos en gran parte fragmentados y difíciles de recomponer. Gracias al proyecto ‘RePAIR’, acrónimo de reconstrucción del pasado, desde este 1 de septiembre miles de fragmentos, como pequeñas piezas de un rompecabezas, serán reorganizarlos con la ayuda de brazos mecánicos capaces de escanear los restos, reconocerlos a través de un sistema de digitalización 3D y colocarlos en la posición correcta.

“Mientras se reconocen y escanean los fragmentos, los brazos y manos mecánicos de precisión los manipulan y mueven con la ayuda de sensores de última generación capaces de evitar cualquier daño”, explican los responsables del proyecto. Pero no es un trabajo fácil: miles de restos que se encuentran en depósitos desde hace años formando ‘un rompecabezas imposible’. Serán estas punteras tecnologías las que logren restaurar la historia de Pompeya.

Este novedoso experimento comenzará con los frescos del techo de la Casa de los Pintores en el Trabajo en la Insula de los Castos Amantes, que fueron doblemente dañados: primero durante la erupción del 79 del Vesubio y luego destrozados tras el bombardeo de la Segunda Guerra Mundial. También está previsto un segundo estudio de los frescos de la Schola Armaturarum, provocados por el derrumbe del edificio en 2010.

Paralelamente, un grupo de expertos en pintura mural de la Universidad de Lausana trabaja en este contexto desde 2018, con un programa de estudio y recomposición manual basado en el análisis de los diferentes aspectos morfológicos, estilísticos y fragmentos técnicos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...