HISTORIA


In memoriam Pedro Morales Cuenca.
En la localidad conquense de Torrejoncillo del Rey, fue descubierta en el año 1955, por D. Pedro Morales, una cavidad revelada en sueños, como el lugar donde se hallaba oculto un singular tesoro escondido en un palacio de cristal. La cavidad resultó ser una mina romana de lapis specularis, de la que no quedaba ni el recuerdo, y tras la expectación inicial, y sobre todo, tras la muerte de Pedro Morales, fue relegada al olvido.
Retomada su exploración desde la perspectiva de una investigación arqueológica en el marco del Proyecto "Cien mil pasos alrededor de Segóbriga" para el estudio la minería romana del lapis specularis, la mina ha sido intervenida desde varias disciplinas científicas revelándose como una de las más atractivas para la investigación.
Apenas un kilómetro al noroeste de la población conquense de Torrejoncillo del Rey, se localiza al lado de un antiguo camino con dirección a Valparaiso de Abajo, una pequeña elevación conocida como el Cerro de la Mora Encantada. El sitio, al igual que otros incontables parajes de la geografía hispana, recoge la toponimia de "Mora Encantada", y como en otras localidades, es sinónimo de leyendas relacionadas con la tradición oral y con la pervivencia de substratos culturales que reflejan la antigüedad y el recuerdo histórico del lugar.
En el caso concreto de Torrejoncillo del Rey, según su leyenda particular más o menos aderezada con las lógicas variantes, en la madrugada de San Juan (24 de junio) y en tiempos ya remotos, solía aparecerse una joven princesa mora de excepcional belleza, que peinaba su larga cabellera sobre el cerro, hasta que una vez fue sorprendida por un hombre, desapareció como por encanto, y desde entonces, no volvió a salir jamás. Tras su desaparición, el pequeño cerro fue conocido con el legendario nombre de "Mora Encantada" que aún perdura.
El mito, como en otros lugares e incluso en otros países, no hace sino enmascarar una manifestación de nuestro pasado histórico de difícil explicación para la comprensión de la población local, que sustenta y adorna la leyenda con el reflejo de tesoros y encantamientos que perduran en la memoria colectiva a lo largo de los siglos.
En la mencionada localidad, en el año de 1955, el vecino del pueblo D. Pedro Morales Cuenca, soñó que en el mencionado cerro de "La Mora Encantada", encontraba tras excavar, un ataúd blanco que contenía en su interior un tesoro de monedas de oro.
Confiado en el vaticinio onírico de la ensoñación, decidió contárselo a su amigo Alfonso Feijoo López y a su yerno Juan García Teruel, a los que convenció para que le secundaran en la tarea de hacerse con una previsible fortuna.
Decididos en la empresa y tras excavar los cinco metros, dieron con las paredes de un pozo picado a mano y colmatado de escombros, que continuaron hasta llegar a unos veinticinco metros de profundidad. Alcanzada esta cota, pudieron acceder a través de un boquete a una gran estancia de la que partían infinidad de galerías, y en donde las paredes estaban tapizadas de cristal. El supuesto palacio de la Mora Encantada se abría ante sus ojos...
Las burlas e incluso coplas por parte de algunas gentes del pueblo con las que se acompañó la titánica tarea de excavación de los implicados, se trocaron en sorpresa y admiración ante la aparición de un lugar críptico lleno de fulgurantes espejos y brillos mágicos.
El descubrimiento de la cavidad tuvo en su momento una gran notoriedad y repercusión social, de manera que hasta se dispuso desde el Gobierno Civil de la provincia del envío de tres dotaciones de la Guardia Civil para poner orden entre los curiosos y requisar el presumible tesoro por aparecer.
Por su parte, la prensa nacional se hizo eco de la noticia y mandaba a sus corresponsales a la localidad conquense de Torrejoncillo del Rey para entrevistar a los protagonistas y narrar tan atrayente y sugestiva historia.
Pedro Morales había soñado con anterioridad que en una finca de su propiedad tras excavar un pozo encontraba agua. Para sorpresa de propios y extraños, excavó y encontró agua en un lugar que parecía imposible, y en el que aún hoy no falta el agua ni en los veranos más tórridos, por lo que su presagio fue tomado totalmente en serio por Alfonso Feijoo y Juan García.



jueves, 25 de agosto de 2011

VIVIMOS EN EL MUNDO QUE ROMA NOS DEJÓ




Fascinado por la herencia de Roma, Iñaki Zalabardo Larraza (Barcelona, 1966) ha creado Propugnatores Barcinonensis, un grupo de reconstrucción histórica dedicado al estudio y divulgación del pasado tardorromano barcelonés. A pesar de la calorina, accede a vestirse para la fotografía de soldado romano en día de permiso.
-¿En qué momento arranca el proyecto?

-La idea se me ocurrió en 1992, mientras trabajaba en la excavación de Calípolis, en La Pineda (Vila-seca). Quienes visitan excavaciones no ven más que un montón de piedras por el suelo que no comprenden. Pensé que, para explicarlo, sería mejor que la gente lo contemplara con sus ojos. Un golpe de vista equivale a 20 tochos de libros sesudos.

-Pero no cuajó.

-Por entonces, en este país se desconocía qué era el fenómeno de la reconstrucción histórica. Hace un par de años retomé la idea… Acabamos de inaugurar un blog, ¿puede poner la dirección?

-Bueno.

-Propugnatoresbarcinonensis.blogspot.com. Buscamos acólitos.

-¿Para qué?

-Para difundir nuestras performances, acudir a escuelas con charlas divulgativas, participar en eventos como Tarraco Viva o las jornadas romanas de Barcelona, Barcino Colonia Romae. Hemos ultimado el proyecto Tabularium, que explica cómo funcionaban los archivos y bibliotecas en la época antigua. Colabora con nosotros un doctor del Clínic.

-¿Qué hace?

-Intenta reconstruir los utensilios médicos. Todo el instrumental quirúrgico que se utiliza en la actualidad es el mismo que usaban los romanos hace 2.000 años. Más que hacerlo él, lo adquiere. Existen artesanos en Europa que se dedican a reproducir piezas arqueológicas. Si no las encontramos, tenemos que buscarnos la vida. El gorro panonio que llevo me lo he hecho yo.

-¿Qué época recuperan?

-Los siglos IV y V después de Cristo, lo que se llama el Dominado. Se trata de un periodo histórico muy oscuro, y tengo la teoría de que probablemente la Iglesia tenga mucho que ver en el desconocimiento.

-¿?

-Es el periodo de formación de la Iglesia católica y se producen centenares de concilios a lo largo y ancho del imperio para tomar decisiones acerca de, por ejemplo, si Cristo es hijo de Dios o una entidad separada.

-O sea, la Iglesia habría emborronado sus orígenes.

-Existían mil versiones de lo que debía ser el cristianismo: los priscilianistas, los arrianistas, los donatistas… Al final vencieron los católicos y todo lo demás se consideró herejía.

-¿Fue una época turbia?

-La parte occidental del imperio se derrumba. Pero si estudiamos a fondo la cuestión, entenderemos que el bajo imperio romano es también una época de esplendor, de un gran renacimiento cultural. Se define el mundo occidental tal y como será luego durante la edad media. Lo tenían todo inventadísimo los romanos. Vivimos en el mundo que ellos nos dejaron.

-¿Barcelona florece entonces?

-Fue un momento de gran auge, y adquieren relevancia imperial personajes como el obispo Paciano. La ciudad tiene lienzos de muralla tardorromana que son excepcionales. ¡Barcelona es mucho más que modernismo!-¿Cuándo nace su pasión romana?

-De niño, en la iglesia de mi barrio, en Can Mantega, proyectaban películas de romanos durante la Semana Santa. Allí dentro se producía un ambiente mágico, con el incienso y las velas, que me cautivó… Desde que tengo uso de razón vivo apasionado por el mundo antiguo y por el polo opuesto: todo lo futurista.

-Los extremos se tocan.

-La ciencia ficción bebe mucho de la antigüedad. Un ejemplo clarísimo: La guerra de las galaxias es la historia del imperio romano pero lanzada al espacio sideral.

-Esta sección se llama Gente Corriente y usted dice que nadie le considera un tipo corriente.

-Soy un artista y tengo un oscuro pasado musical. En los años 80 hice tecnopop con grupos como El Sueño del Zar… Después me pasé a la música industrial, que es rarísima, muy experimental. También he publicado fotonovelas de aventuras de Madelman.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...